Cómo utilizar de manera eficaz Twitter para las sesiones de #MarketerosNocturnos (y para todo)5 minutos de lectura

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

Soy consciente de que hoy en día cualquiera sabe utilizar Twitter. Al menos eso me responderían si preguntara a alguien al azar. Pero muy poca gente sabe usarlo de manera eficaz y poderosa. Os cuento cómo hacerlo para que le saquéis partido a las sesiones de #MarketerosNocturnos, aunque os vale para cualquier otra cosa que imaginéis.

La realidad es que la gran mayoría de quienes estáis leyendo este artículo lo hacéis convencidos de que sabéis usar Twitter de manera eficaz. Aunque realmente lo que hacéis es usarlo de manera eficiente. Y hay diferencias sobre cómo comunicarse en una red social tan vasta y compleja como ésta.

Escribo este artículo porque a lo largo de las sesiones de #MarketerosNocturnos he venido detectando acciones que llaman la atención por el mero hecho de verlas publicadas. Aunque su uso no es exclusivo de la comunidad de #MarketerosNocturnos. Y, a pesar de tener un objetivo definido, el modo de ejecutarlas resulta cuando menos… Ridículo.

De hecho, eso de poner un punto (.) delante de una arroba (@) es algo más habitual de lo que pensamos. Tiene su casuística, pero si analizamos lo que se pretende, podemos conseguir el mismo resultado sin darle patadas al diccionario y respetando el lenguaje, la dicción y las normas de etiqueta, tanto en Twitter como en general.

Empecemos por el principio

Twitter es una red social que nos permite comunicarnos con personas de todo el mundo. El contenido de nosotros publicamos a través de nuestro muro es visible universalmente. Es decir, es un contenido que se indexa y que puede ser encontrado por cualquier persona a través de un buscador como Google. Sin embargo, para poder conseguir una comunicación más eficiente, Twitter estableció que los usuarios únicamente verían de manera directa aquellos contenidos que publicaran en su muro las personas a quienes seguían. Estableció un vínculo por cada usuario, para que cada cual pudiera elegir qué contenido ver, y qué contenido omitir.

De esta manera, a cuantas más personas sigamos mayor será el volumen de contenido que veremos en nuestro muro.

Sin embargo, cabe la posibilidad de poder localizar cualquier tipo de contenido aunque este no se haya recogido dentro de nuestro muro de Twitter. Esto es precisamente porque cualquier publicación que se realiza dentro de esta red social es perfectamente localizable y accesible, siempre y cuando el usuario no haya establecido que sus publicaciones sean privadas.

Por lo tanto, cabe la posibilidad de que cualquier usuario pueda participar y reconocer una conversación sin necesidad de que todos los miembros estén participando de esa conversación sean contactos suyos directos. A esto se le llama interacción libre, y es una de las maneras más interesantes de conseguir engagement, precisamente porque lo que se genera en derredor de estas conversaciones es un sentimiento de pertenencia a una comunidad.

En #MarketerosNocturnos sucede algo similar. Somos una comunidad compuesta por miles de usuarios, quienes nos encontramos en diferentes partes del mundo, y a quienes nos une una afición por los contenidos versados en marketing, y quienes cada día mantenemos conversaciones en esta red social sin necesidad de tener que estar todos conectados entre sí. ¿O sí?

La verdad, es que sí que estamos conectados. Una de las herramientas que Twitter diseñó para que pudiéramos estar manteniendo conversaciones sin perder el hilo de lo que se comenta, es lo que se conoce como hashtag. El Hashtag es una palabra o cadena de palabras, todas ellas juntas y sin ir separadas por espacios ni guiones medios, que van precedidas por el símbolo de la almohadilla (#). Como #MarketerosNocturnos.

En su diseño, Twitter especificó que en cualquier término que pueda haber pedido por esta # pasaría a convertirse en un hipervínculo que enlazaría con todas las conversaciones que incluyeran. Por eso, durante las sesiones de #MarketerosNocturnos es aconsejable seguir ese hashtag y publicarlos siempre en los comentarios que realicen los miembros de la comunidad que participen en los debates, además de incluir el correspondiente hashtag elegido para esa sesión.

Es una manera simple y sencilla de que cualquier miembro de la comunidad que quiera participar, pero también le todo aquello que se haya estado publicando sobre el asunto de debate del día, pueda localizarlos de una manera rápida.

Así es que, el primer punto a tener en cuenta es el utilizar los hashtags siempre para poder participar en las sesiones, pero sobre todo en las conversaciones.

Cómo conseguir más impactos

Twitter establece diferentes muros en los que el contenido se va publicando. Cuando nosotros queremos visualizar el contenido de todos los mensajes que están publicando las personas a quienes seguimos, lo que hacemos es ir al nuestro. Pero también, nos vamos a encontrar con un muro, cuando tengamos una lista, o cuando realicemos una búsqueda dentro de Twitter. Y es que el muro es aquella página dentro de Twitter en la que se muestra un número determinado de conversaciones.

Y si quieres leer hasta el final el artículo, y aprender un poco más sobre cómo conseguir viralidad, presencia y usar mejor Twitter… Termina de leerlo en el blog de #MarketerosNocturnos.

Deja un comentario

21 opiniones para “Cómo utilizar de manera eficaz Twitter para las sesiones de #MarketerosNocturnos (y para todo)

  1. Por lo que puedo percibir,Facebook se ha vuelto la pequeña ramera d las ventas y marketing por Internet,eso no me gusta nada

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.