Cómo Determinar el ROI del Marketing en Redes Sociales Claves a tener en cuenta para tu negocio para no gastar más de lo necesario7 minutos de lectura

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

La gran duda cuando una empresa invierte en redes sociales es conocer el beneficio que se obtienen de ellas y cómo medir estos resultados. La respuesta es sencilla.


¿Cómo se puede determinar exactamente cuánto valor le aportan a su negocio los esfuerzos que realiza en marketing digital y en redes sociales? Esta es la pregunta que se hacen miles de empresas, y que con más frecuencia de lo que se piensa se puede responder en términos de Euros y céntimos de Euro.

Por supuesto, no todo retorno de la inversión (ROI) para las redes sociales tiene que ser monetario, sino que siempre debe estar vinculado a los objetivos de marketing establecidos por gerencia. Y en el caso de las empresas externas, a aquellos objetivos pactados contractualmente.

Conseguir más de lo que se invierte es, por supuesto, un objetivo admirable. Pero a algunas empresas les preocupa más cómo se divulgue su nombre. Lo que se conoce como la reputación social. Como por ejemplo, queriendo aumentar la asistencia de público para un gran evento próximo mediante la promoción de eventos en las redes sociales.

No importa qué es lo que quieras medir, no hay que dar por sentado el rendimiento del marketing social.

De acuerdo con un estudio reciente, el 44% especialistas en marketing digital admiten que no tienen una medida específica del impacto positivo que las redes sociales les proporcionan. El 36% dice que tiene alguna idea de estos beneficios, pero solo desde un punto de vista cualitativo, no basado en números.

Por eso es tan importante contar con herramientas que te proporcionen métricas, como es el caso de Metricool.

Cualquiera sea tu objetivo, puedes definirlo, configurarlo, medirlo y luego colocar esos resultados bajo un microscopio para determinar exactamente cuál sería el ROI de tus redes sociales.

Puedes utilizar los siguientes consejos y técnicas para ayudar a que todo esto suceda.

Establece metas en redes sociales que ofrezcan beneficios comerciales concretos

Tu primer paso para calcular el ROI del marketing social es decidir exactamente cuáles serán tus “retornos”. Pueden ser devoluciones en valor en euros, que se pueden calcular utilizando los ratios de conversión, como lo revelaremos más adelante. O bien, pueden ser retornos no tangibles, como convertir las redes sociales en un megáfono para sus promociones. Algo en lo que nos hemos especializado en la agencia de marketing digital The Social Media Lab.

Los objetivos comerciales comunes para el uso de las redes sociales incluyen:

  • Mejora de la reputación de la marca.
  • Mejora del servicio al cliente a través de las redes sociales.
  • Aumento del tráfico a páginas web corporativas.
  • Aumento de leads a una oferta particular.
  • Mayores volúmenes de descargas de aplicaciones o suscripciones a cursos.
  • Promoción de otros activos de marketing, como nuevos videos o contenido en la web.
  • Prueba social de fuertes relaciones de marca en comentarios, reseñas e interacciones en las redes sociales.

Independientemente de los objetivos que se establezcan, tiene que asegurarse que se conecten con los beneficios comerciales específicos reales. Apunte a “muchos seguidores”. Por ejemplo, si tu objetivo es tener muchos seguidores para poder darles a conocer sus productos y servicios, o los contenidos de su tienda online. Pero que lo sean cualificados, y clasificados por el interés que tengan en marcas afines de la competencia, y que sean seguidores con posible conversión hacia tus productos o servicios. Si realmente deseas grupos más grandes de seguidores dentro de segmentos completos, tienen que responder a estas características.

Cada objetivo que se marque debe estar vinculado a una métrica de marketing medible. Nuevamente, hay que intentar profundizar en lo que tu empresa quiere hacer en lugar de dar por sentado un objetivo.

Por ejemplo, es posible que quieras llegar a un gran número de usuarios que canjearán un determinado código de cupón promocional. En ese caso, tu objetivo puede ser un límite establecido de canje, digamos 2.000 usuarios. O puede ser una alta tasa de conversiones al ver un anuncio para el cupón comparado con el número de personas que lo canjearán, digamos que el 16% de todas las impresiones se conviertan en canjeadores.

El objetivo que se establezca afecta la forma en que configurar y preparar las campañas y los métodos que se utilicen para ajustarlas, con el fin de mejorar su rendimiento. Tiene que mantener sus metas de manera INTELIGENTE y siempre teniendo en mente números específicos.

 

ROI en Marketing Digital: vigilar qué hace el cliente

Digamos que estás específicamente interesado en la cantidad de dinero que el marketing o la publicidad en las redes sociales le devuelve a tu empresa. Este cálculo representaría tu verdadero retorno de la inversión, y puedes calcularlo con solo unos minutos en una hoja de cálculo.

Comienza por rastrear lo que hace el cliente y cómo las redes sociales están involucradas con ellos. Dado que muy pocas personas compran cosas directamente desde las plataformas sociales, en lugar de eso, tendrás que imaginar todos los pasos que haría una persona: lo que sucede desde que inviertes dinero en marketing social y el retorno de  dinero a tu empresa.

Aquí hay un posible ejemplo de lo que un cliente podría realizar:

El cliente ve en Instagram que un lavado de coches local ofrece un abono para lavados mensuales ilimitados.

El cliente hace clic en la publicación para ver los detalles completos.

El cliente hace clic en el enlace en la descripción de la publicación para llegar a la página de destino donde pueden comprar el abono.

El cliente compra un abono.

Cada paso representa una tasa de conversión. Decenas de miles de personas pueden ver su anuncio, pero solo el 10% de ellos hará clic para ver más. Y de esos, tal vez solo el 20% visitará el enlace facilitado. Y de esos visitantes de la página de destino (de ahí la importancia de una landing page), quizás el 14% se comprometa a comprar. O lo compre.

Si un abono costara 240,00 € al año (20,00 € al mes), entonces la empresa tiene un punto de equilibrio en cuanto al costo de cada impresión de anuncio según esta proporción general:

240,00 € x 14% x 20% x 10% = 0,67€ por impresión.

O lo que es lo mismo:

240,00 € x 0,14 x 0,20 x 0,10 = 0,67€ por impresión.

240,00 € x 0.28 = 0,67€ por impresión.

Sobre la base de este cálculo, una campaña que convierte solo el 28% de las impresiones proporcionaría ganancias netas, siempre que cada anuncio cueste menos de 67 céntimos (0,67 €) para captar a un usuario. La campaña también podría probar formas creativas de aumentar el porcentaje de conversión entre pasos, como compartir fotos de coches diferentes a personas según las páginas de marca que sigan.

Para las campañas no pagadas, las empresas simplemente tienen que sustituir el costo de administrar las redes sociales en lugar de un presupuesto publicitario. Una empresa que contrata los servicios de una agencia de marketing digital por 350,00 € al mes (esta es la tarifa estándar que nosotros tenemos par la gestión de 4 redes sociales por un año de contrato) por aumentar el número de usuarios en las redes sociales y publicar en las redes sociales puede determinar sus costos orgánicos como, digamos que haciendo su trabajo durante 3 horas al día los días de diario:

60 horas mensuales / 350,00 € = 0.17

Nosotros, por ejemplo, garantizamos el crecimiento en seguidores y en engagement en redes sociales como Instagram o Twitter. Del orden de 150 a 200 a la semana, fundamentalmente en Instagram, y con un gran engagement en las publicaciones, y con una audiencia segmentada y focalizada en la competencia local.

Una vez más, todo se reduce a definir tus costos, calcular tus devoluciones y estructurar tus campañas para que funcionen siempre mejor que las anteriores.

Deja un comentario

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.