//Reflexiones sobre absurdos procesos de selección

Reflexiones sobre absurdos procesos de selección6 minutos de lectura

Contrata la formación en social media y en marketing digital con Antonio Vallejo Chanal. Más información.

Os voy a contar algo. Hace un rato andaba un poco perdido tratando de recordar cuál era el tema sobre el que quería hablar en mi blog. Estos días pasados había estado leyendo cosas interesantes en Twitter, buscando la cadena de palabras ‘community manager’, sobre todo porque es el área de referencia en la que me interesa desarrollar mi carrera profesional, además de en la formación de empresas.

Finalmente he recordado sobre qué quería descargar mis iras. Aunque seguramente este artículo pase desapercibido para la inmensa mayoría, aunque sea respaldado en su totalidad (espero escribáis comentarios abajo, al finalizar el texto. Que ya va siendo hora).

Al grano. Hace unos meses participé en un proceso de selección para ser candidato a Community Manager del portal Destinia.com. Un portal de viajes. Para valorar mi candidatura se me invitaba a realizar un texto inédito y propio, sobre un destino a todas luces desconocido para mí: Afríca, en concreto una reserva cerca del Congo, creo. Para poder optar al proceso de selección era imprescindible redactarlo y tenerlo publicado en tu propio blog. Una forma de demostrar a la empresa que sabes lo que es una red social, que sabes lo que es escribir, y que sabes hacer divulgación de redes sociales. Mi artículo lo publicaría en mi blog y además lo divulgué en mi Twitter, mi Facebook, mi Delicious. Así hasta las casi veinte con las que cuento.

El proceso terminó. Se seleccionó a un Community manager que no soy yo (evidente). Pero nadie tuvo la delicadeza de agradecerme el texto, ni de valorarlo, ni de dedicarme unas líneas para informarme que el puesto era de otro. Lamentable. Les escribía unas semanas más tarde, y me respondieron comunicándome que el proceso había finalizado y que tenían el puesto cubierto. Que si seguía interesando en escribir tenía la posibilidad de hacerlo en una plataforma sobre viajes en la que podía colaborar. ¡Fantástico!

No sé a quién seleccionarían. No entro a valorar eso, pero lo que no tiene precio es el trabajo invertido, el tiempo dedicado y las esperanzas depositadas en algo que no lleva a ninguna parte.
Ahora la web de turismo de la Comunidad de Madrid ha ofertado un puesto de Community manager con unas condiciones de selección similares. Hay que inscribirse en la web (cedes tus datos personales para el envío de información y publicidad). Luego, tu candidatura no depende de lo que vales profesionalmente, sino de los votos que los internautas hagan de tu perfil. O expresado de otro modo, el candidato tiene que venderse en las redes sociales y promocionarse entre sus amigos, fans y allegados para que le seleccionen. Todo para conseguir una entrevista de trabajo.

Ya estoy viendo eventos y mensajes virales en Facebook y en Twitter con mensajes del tipo ‘por favor, vótame para que me den el puesto de Community manager en la Comunidad de Madrid’. Y para más inri, leo que quien vaya a votar, también debe de registrarse en la web para evitar manipulaciones y registros nulos, dobles o triples o…

Porque lo que no controlarán será la forma en que estos candidatos se comuniquen entre sus amistades. Y los mensajes directos entre contactos de usuarios de Facebook y de Twitter son privados y lejos del alcance de miradas indiscretas.

País de pandereta y de cerveza. Donde se busca ser originales a base de ideas absurdas que malcopian los paupérrimos sistemas de votación tipo OT o GH. Donde se malinterpreta reputación y fama con amiguismo y enchufismo. Donde se tergiversa la experiencia y se confunde con paciencia y horas delante de un ordenador por un sueldo-de-por-vida.

Me da vergüenza, asco y me repele este sistema de selección que no beneficia a nadie más que a la empresa. Que no es ni abierto, ni limpio ni controlable por mucho que se diga.

Sobre el de Destinia.com nunca tuve conocimiento del resto de textos que participaron, ni leí en su muro (cosa que yo sí que hice) información alguna de texto que se publicara en ninguna parte. No se emplearon #hashtags que lo controlaran en Twitter (el proceso de selección, digo). Ni supe de nada que se hubiera leído en su página de Facebook. Y de premio de consolación me ofrecen colaborar con ellos. Señores, a mí me interesa un puesto fijo, estable, algo serio, de confianza. Y su proceso fue oscuro, abstracto, poco claro y para nada informativo. Ni siquiera se dio información sobre los textos de los candidatos ganadores, al menos para saber qué escribieron mejor que yo.

Pero seguramente les haría gracia dárselas de originales y de obtener rédito en la red.

Y ahora, el de turismomadrid.com pretende crear un concurso (que no es de méritos, sino de deméritos), en el que gente que realmente lo necesita y que puede ser realmente buena, tiene que depender de una serie de apoyos propios que para nada tienen que ver con el trabajo que debieran de realizar a posteriori. Porque una cosa está clara: mis amigos lo son por quien soy, no por lo que hago. Y seguramente por mi trabajo buscaré a otro tipo de gente, y tendré amigos a quienes les importe tres pepinos lo que hago.

Confío en que, como éstos, haya pocos procesos de selección. Ya que si quieren medir la valía del candidato a priori, creo que lo justo es valorar económicamente el tiempo, la dedicación y el esfuerzo. Y no beneficiarse de una publicidad gratuita que, aunque en la práctica ya está dando de qué hablar en la red, moralmente es deleznable, cochiquera y vil. Y si no me seleccionan, al menos que me paguen por la publicidad gratuita que les he dado. Que también mi blog me cuesta un dinero al año.

… Y luego leo estudios serios publicados en la red, que dicen que un Community manager cobra entre 40.000,00 € y 60.000,00 € al año. Se lo comentaré a mi entrevistador el miércoles que viene en Valencia, a ver cuán serio le parece este estudio y si lo que me ofrece como salario cumple dichas expectativas.

Entrada del 2o.
Es abril.
Año 2.
2011


#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.
Contrata la formación en social media y en marketing digital con Antonio Vallejo Chanal. Más información.
2016-09-22T18:49:59+00:00 By |Categories: RR.HH. 2.0|6 Comments

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...

6 Comments

  1. Programador 9 febrero 2017 at 10:11

    Me ha gustado tu post, no puedo estar mas de acuerdo contigo. Hace unos días yo también he pasado por un proceso de selección de Destinia, a los que tu trayectoria profesional no les importa lo mas mínimo. Yo soy programador y he creado dos páginas web completas de viajes que están funcionando perfectamente, así como varios blogs también del sector. Las páginas las he realizado completas, desde la creación de las tablas hasta la maquetación desde cero, usando PHP, MySQL, javascript, conexiones Webservices SOAP, HTML5, CSS3, con diseño responsive etc.
    Durante el proceso de selección, además de tener que realizar una absurda aplicación que te lleva mas de 3 horas te citan otro día donde uno de los socios te hace un examen con multitud de preguntas teóricas, con la clara intención de hacerte pensar que como programador casi no sirves. Además de una actitud chulesca y prepotente por parte del entrevistador con lindezas del tipo -Tengo muchas preguntas y no tengo todo el dia-, cuando por ejemplo llevaba 30 segundos contando mi experiencia profesional a petición suya, o -Tu programación es demasiado casera-. En otra ocasión estoy respondiendo una de las preguntas y me suelta, -Yo eso ya se cómo funciona-… ¿Pero esto que es?¿No me has preguntado tu?. ¿Respondo o no?. Que hago, me levanto, me voy …?
    Al final por educación te quedas pero llega un momento que decides que no quieres formar parte de este absurdo y empiezas a no responder a las preguntas, aunque sean sencillas del tipo ¿Para que sirve trim?¿Que diferencia hay entre Left Join y Right Join?. A partir de un punto cuando estas cansado de tanta chulería te olvidas de todo. Despues de 6 años programando todos los días no hay nada que demostrar.
    Todo esto sin ninguna informacion sobre el puesto de trabajo y rematado con la pregunta del millon, y tu ¿cuanto quieres cobrar? y recibiendo otra de sus respuesta, -por 30 mil contrato a un programador con muchos mas conocimientos que tu-… En fin, lamentable lo de esta empresa. Sales de alli humillado y pensando, creo que tengo que dejar la programacion, voy a dedicarme a otra cosa, luego llegas a casa abres el NetBeans y empiezas a repasar tu codigo y piensas, anda y vete al carajo picha… Parece que estas empresas endiosadas se olvidan de que el proceso de selección no es UNIDIRECCIONAL, ellos piensan que todo el mundo va a querer trabajar allí sean cual sean las condiciones. Al menos en este sector tenemos la suerte de tener siempre varias opciones para elegir, y tengo que decir que Destinia no pasó mi proceso de selección.
    Al final todo termina con un ¿Tienes alguna pregunta para mi?… Pues NO. Aqui si me quedé a gusto.

  2. Pilar 27 agosto 2012 at 22:04

    Por desgracia, hay una enorme des-profesionalizacion en el ámbito de la seleccion. Tambien hay buenos profesionales, que lo hacen muy bien. Conozco a algunos de ellos, que realmente desean encajar a la persona con el puesto en el que sera feliz. Pero hay cada chapucero… Y es una experiencia frustrante. Tengo buenos amigos en proceso de buscar trabajo, y se me cae la cara de vergüenza viendo cómo les tratan, sin respeto: sin respuestas, sin plazos, sin concretar…

  3. Geisha 28 abril 2011 at 11:58

    Los temas de los procesos de selección son vergonzosos, ya sea de Community Manager o de lo que sea, se aprovechan de la situación al máximo y no valoran en absoluto la dedicación de las personas y lo peor es que ni siquiera se molestan en darte las gracias por tu participación en el proceso de selección, o por enviar el currículum (parece que lo echas en un saco sin fondo. Tengo un amigo que envió un CV y le respondieron, pero para decirle que su CV iba a ser destruido (¿destruido?, al menos se lo hubieran devuelto, que gastó folios y tinta de impresora en hacerlo). Nada, que este tema me pone muy mala. Enhorabuena por tu blog y adelante, que se agradece saber que todavía queda gente inteligente y preparada en España y que no todo es como nos muestra la telebasura.

  4. S 21 abril 2011 at 14:02

    Hola Antonio, al leer tus “Reflexiones sobre absurdos procesos de selección”, se me ha venido una imagen a la mente.

    La de una persona subida en un carro tirado por un burro delante del cual se haya una zanahoria que a su vez está atada a un palo que sostiene quien va montado en el carro.

    Sustituyendo creo que la cosa queda así:
    persona que va en el carro: persona de la empresa que ha ideado el proceso de selección
    carro: la empresa que se benefica del trabajo gratuito de promoción realizado por el aspirante
    burro: el que tira del carro, es decir, el pobre aspirante que se ha creido que existe un proceso de selección real
    zanahoria: falsa oferta de trabajo en apariencia jugosa

    Si realmente desean un community manager, ¿por qué piden que se les haga publicidad gratuita de forma encubierta? ¿no sería mejor evaluar el trabajo ya realizado previamente por los candidatos?.

    Antonio, me parece que, sin quererlo, estamos siendo cómplices de convertir un medio universal como Internet en el gran basurero de la desinformación y la publicidad.

  5. Asun 20 abril 2011 at 19:55

    Enhorabuena por tu post. Creo que todavía sigo indignada por lo de Turismo de Madrid. Puedo entender que, al ser la de CM una profesión nueva, haya cierto desconocimiento a pie de calle de lo que realmente hacemos, pero no en esos niveles, no, ahí más bien lo que hay es mucho listillo de la hermandad del puño cerrado, que se estiran menos que el portero un futbolín. Luego hay que oír las frases del tipo “lo que tú haces lo hace cualquiera” (a mí me lo han dicho…) y campañas así es lo que reflejan. Lo más bonito es que viene de un organismo oficial, y no me debería sorprender ya nada, pero la verdad es que es bastante lamentable que pasen cosas así a esos niveles. Ya estaba acostumbrada como periodista a que se ninguneara mi trabajo y, tonta de mí, pensaba que en este caso iba a ser un poco distinto…
    En fin, que me enervo…
    Lo dicho, muchas felicidades por tu post. Un saludo!

  6. Porfineslunes 20 abril 2011 at 19:46

    En un país de pandereta absoluta y tontuna elevada al cuadrado, como es éste, qué esperabas… Lo que me sorprende es que no os hayáis dado cuenta de que los RRHH de turno de la empresa, o el Dire General directamente, son unos listos y quieren duros a 4 pesetas, y que lo que buscaban era una gran campaña de publicidad gratuita aprovechándose de la desesperación de la gente por conseguir un curro. Vergonzoso

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.